domingo, 12 de diciembre de 2010

Menos.

Y si tuviera que quejarme de algo, sería de eso. Me parece tan rotundo aquel cambio en las cosas. Ese giro de ciento ochenta grados que cada día hace que encuentre mis ojos en la penumbra. La impotencia de no poder llorar sin arrepentirme. Las ganas de encontrar algo con qué tranquilizarme. La cólera de tener que decepcionarme. Me quejaría de tantas cosas que sé no puedo cambiar y a la vez me importa poco o nada hacerlo, no sé si tengo la esperanza de acostumbrarme o si es que sé que no puedo y  ya me resigné. Me gustaría relacionarlo todo como si arrugara una hoja de papel y no hiciera más que botarla a un tacho de basura. Deshacerme de aquellas cosas que no me dejan ver con claridad, de mis ideas estúpidas y hasta de mi cariño.  Sobre todo de mis ideas estúpidas. Sólo si pudiera, claro. Si tuviera que quejarme de algo, sería de eso, porque estoy loca y quiero ser tomada en serio. 

4 comentarios:

Patronux_pc dijo...

Pucha, ¿y esto de dónde lo sacaste?

lluvia purpura dijo...

LOKA io aveces te tomo encrio!

Erika Zeballos dijo...

XD Monólogo de la impotencia XD Simple texto :D

Patronux_pc dijo...

MENTIRA, ESTO ME HUELE A QUE TE DESQUITAS DE ALGO XD