miércoles, 16 de febrero de 2011

Y si nadie se entera, mejor.

Reventándome los oídos, noches como ésta prefiero evitar... Diría que quiero un cigarrillo, un porro tal vez, pero no fumo y bueno, termino embutiéndome de chocolates que mi mamá trajo... Media noche... Noche... Media, mitad, incompleta. Mordida... Musical... Oscura y sagaz. Noches como ésta son las que prefiero evitar porque me ponen los nervios de punta y hacen que el cuello se tense. Me hacen recapacitar en las cosas que tengo y las que no. Las que perdí y las que rechacé... También en las que me dejaron... Me hacen escribir sin mirar el teclado y me hacen tomar agua para respirar con menor dificultad. Tal vez sea temporal esto que siento, pero en noches como ésta (que, de hecho, prefiero evitar), pienso que tal vez siempre esté así, que estar así sea mi naturaleza y que las ocasiones en las que me siento bien sean... simples respiros, breaks, descansitos, espacios en blanco, recreos, o lo que se llamen... No me entiendo, sinceramente. Cada que cambia de canción me duele la cabeza... Me pica la rodilla y me duele el cuello. Sigo la canción mentalmente. La única parte que me sé: Youuu ♫ Arrgg... ojalá se pase. A veces creo que conocer el futuro te desanima de vivirlo... No quiero obedecer a esas sensaciones. No quiero contárselas a nadie, quiero que la gente lo suponga y me entienda sin tener que explicárselo... Es difícil y es estúpido. Pero es, y nadie quita eso.  En fin... Los audífonos son insignificantes al sonido que liberan. Pain. Noche, es de noche. La gente jamás entiende a otra gente porque no se entiende ni a si misma y aún así, pensamos en que algún día terminaremos entendiéndolo todo. Entendiendo la ciencia, entendiendo el pasado, entendiendo el amor. El comportamiento que no sabemos justificar, tantas cosas que respondemos con un sincero "no sé" no son suficientes para hacernos entender que somos humanos y que fallamos. Gente que sólo actúa por interés, maldito mundo. Maldito. Pero... ¿qué gana uno insultándolo? Si se supone no se muerde la mano que te alimenta. Calm down. Qué es lo que nos alimenta? En momentos como éstos, de noches como ésta, que, está de más decir que prefiero evitar; no se me ocurre alguna buena razón que me diga por qué carajos quería ser periodista, si las noticias son las primeras que nos sacuden devolviéndonos a la jodida realidad que tenemos en frente. El planeta que se malogra y se va al diablo día a día... en fin. We'll dance inside the song. Noches musicales, verdades amargas... Evasión de responsabilidades. Vida. Respiros. Amor. Paz. Sexo. Alcohol. Drogas. Cariño. Casualidad. Suerte. Destino. Crueldad. Música. Realidad. Familia. Saber. Ignorancia. Lágrimas. Indiferencia. Soledad. Desesperación. Suicidio. Alimentación. Producto. Diferencia. Suma. Unión. Reír. Creer. Sentir. Soñar. Oír. Callar. Mirar. Recordar. Olvidar. Hablar. Idiomas. Mundo. Gente. Días. Vida.

2 comentarios:

Kily dijo...

te das cuenta que noches como esta...QUISIERA RECORDAR? arriba las noches que estas ebrio xq son donde más cosas pasan y al día siguiente ya no sabes nada por eso... arriba las noches porque si las quieres recordar o no son una noche mas, una noche menos dependiendo de que punto de vista lo veas... en el mio... solo es un día oscuro.

Erika Zeballos dijo...

ALGUIEN DIJO SEGUIDORES? xD