lunes, 7 de noviembre de 2011

De platón y otros.

Expresión que se refiere a la visión filosófica que tuvo Platón acerca del amor. Esta denominación significa comúnmente el afecto físico no correspondido, y el cual solamente se queda como un ideal. Propiamente hablando, y según la filosofía de Platón, es la motivación (o empuje) que lleva al conocimiento de una idea y a la contemplación de la misma, y que varía desde la apariencia de la belleza hasta el conocimiento puro y desinteresado de su esencia. 

*
En esta vida tengo muchos amores platónicos. Muchos, miles, cientos. Ja, no, es mentira. Tengo unos cuantos. Contados... pero que los quiero con todo. Esos que tienen un no-sé-qué y me ponen no-sé-cómo desde no-sé-cuándo. 


el primero


Dicen que el primer amor platónico de un niño es aquel que encuentra en casa: la madre, y que bueno, con el paso del tiempo el de una niña vendría a ser el padre. La explicación es muy sencilla y se puede aplicar en lo posterior. Sucede que como niño o niña, a la persona que ves más es a la madre por la sola lactancia, las horas de alimentación, la hora de baño, el cambio de pañal. Te acostumbras a su cara, a sus cariños. Todo lo que las madres hacen por uno es un gesto de amor y aunque no sepamos hablar, decimos gracias de diferentes formas. Así de inocente. En mi caso, no recuerdo que fuera mi madre. O bueno, supongo que no lo fue por mucho tiempo. Digamos que si me preguntaran quién fue mi amor platónico en la primera infancia no diría que mi madre. El mío fue Tony



Es la única foto decente que encontré. Con decir decente me refiero a una tal cual aparecía a fines de los noventa, o sea, tal cual lo recordaba se movía en esa cajita negra que si no me equivoco encendía a las seis de la tarde. Todo pícaro, mañosón, despreocupado, descuidado, galán de feria. Así me gustaba. Y aunque ahora salga en la noche con otra temática muy diferente a ese fantasmón arrebatado, sin la nariz roja, con un par de años más, unas canas salpicadas y un abdomen no tan plano; me seguirá simpatizando. 

los segundos

Del segundo no estoy muy segura. Podría poner a varios aquí, lo que pasa es que entre todos lo que los une es la naturaleza transitoria del gusto. Podría poner a Lee Shaoran pero desde que noté su cierto fanatismo a Yukito sólo pensé que era un maricón de porquería. Hubo una decepción parecida con Gian Piero Díaz, cuando salía en una novela. No recuerdo mucho la escena, sólo que le dio un beso apasionado a una chica y yo me sentí ofendida - casi - ultrajada. 



los terceros

Jeremy Sumpter creo que es quien encabeza esta lista. Luego no sé quién sigue: Felipe Colombo, Danny Phantom, Drake Bell o Cosmo. Me da flojera buscar las respectivas series para saber quién fue primero, quién segundo, quién tercero y quién último. Por último creo que fueron todos al mismo tiempo. Aquí los estupiditos, los malosos. Los despreocupados, los que les importa poco o nada hacer el mejor esfuerzo. Están los musicales, los mágicos. Una cosa que ni yo entiendo pero les encuentro un parecido. Es la personalidad, qué sé yo. 






los cuartos

Aquí creo que ya me volví un poco más realista. Diría realista pero por obvias razones estaría contradiciéndome. Aquí aparecen Alex Pettyfer, Podolski, Criss Angel y Synyster Gates. Todos malosos, medio rebeldes, esos que hacen lo que quieren y que lo disfrutan. Algunos más caprichosos que otros, pero al fin y al cabo, con ese "no sé qué". Antes que Podolski también me vaciló Neuer, pero vaya la desilusión al enterarme que era gay. Aunque esto último se merece un premio, fue el primer futbolista que admite su opción sexual. Bien, igual me va a seguir gustando no sé qué tanta vaina.







el más viejo

Bueno siempre hay uno de la vieja escuela. Todos los mencionados -incluyendo los que faltan mencionar- aunque parezcan -y en realidad son- mayores que yo, no son lo suficiente mayores si los comparo con el siguiente. Jaime Bayly. El niño terrible, ahora convertido en el tío terrible. Sí, Bayly. Tiene el reiterado no-sé-qué en cada cosa que dice. Era un ídolo hasta que se enamoró de aquella chica cinco años mayor que yo. En fin, de todas formas esa idea de despreocupado mental y demás enajenaciones atrae atenciones.



y los más recientes

En este fragmento creo que voy a explayarme. Los últimos días me la he pasado viendo los videos de Mox. Ya saben, whatdafaqshow. Resulta que en una de esas, a pesar de que me he dado cuenta que se paltea (?) un poco al hablar en cámara -esto es algo que noto por su movimiento de manos, sus gestos y el poco tiempo que resiste hablando sin pestañear o sin ver a otro lado-, descubrí que me parece tierno que se ponga así. Dicho gusto lo confirmé cuando llegué al video de agradecimiento por el EP 100. Justo en la cuarta pregunta: "Mox! ¿por qué mi hermana siempre te seduce?" a lo que él responde "Porque le gusta que le metan terror". Esa parte la habré repetido enfermamente unas 431231252143 veces. Con esa, se consagró. 


Y bueno, para terminar. El que me hace morir de risa y me mata terriblemente es Julian Serrano. Todo empezó hace casi cinco días, cuando hacía el programa de radio. Estaba transmitiendo en casa de mi mejor amigo Roberto -fanático de Green Day- y era imposible no pasar canciones de dicho grupo. Roberto, entusiasmado -gracias por eso :)- posteó el link en más de veinte mil páginas de fans de Green Day. Entre ellas, la argentina. Mientras hablaba de cosas que jamás pensé hablar al aire, entró más gente. Gente nueva, carne fresca. Entre ellos un argentino que supongo fue arrastrado por el post de Robertito. Gastón. Su nick inicial fue "jeje" y lo primero que dijo fue algo como "y a qué hora pasas a Green Day". Quise morir de risa al aire. ¡Lo entiendo! Entrar a una radio online sólo porque harán un especial de mi grupo favorito y encontrar a una tipa que habla dobles sentidos no es cosa que te pasen todos los días. Lo reconozco, me apresuré en terminar la idea que estaba diciendo para poder poner Basketcase. Horas más tarde, ya en mi casa, miraba los videos de Mox cuando no sé cómo es que empecé a hablar con el buen Gastón. 

Gastón, si estás leyendo esto, eres un tipazo. Gracias por el pase.

El punto es que le pasé el video, murió de risa y me dijo lo que uno siempre dice después de ver a Mox. Que es tremendo cag"!$e de risa y demás cosas irreproducibles aquí. Entre eso, me dijo que él también se pegó de un vblogger (video blogger) argentino, que si bien es cierto no era tan sofisticado como Mox le gustó mucho por un tiempo. Le pedí el link y me lo pasó. Después de diez minutos le dije que sensacional, que me encantó y que tenía razón. ¡Y era verdad! No era muy sofisticado, Mox es un señor editor al lado de Julian Serrano, pero ésto por obvias razones. Mox estudió para esto, en cambio Julian no. Julian es un chico de mi edad, que de cada diez palabras siete son groserías, que me hace reír un montón y que tiene las ideas típicas de galán de feria, matón de cartón y maleante de teclado a las que estoy acostumbrada a gustar. 

0:28 - 0:39 ♥

Y sí pues, con todo esto sin querer he llegado a la conclusión de que me gustan los galanes de feria, coquetones, matones de cartón, maleantes de teclado, esos que se creen los riquis, los pendejeretes carecuetes de buen gusto musical, que se creen las últimas coca cola's del desierto, que no son la cara más bonita del mundo pero que con su personalidad la hacen todas -al menos conmigo-, que dicen lo que piensan sin más, ebrios, descuidados, despreocupados mentales pero al fin y al cabo... de buen corazón. 

*

Gracias por leer hasta el final. Me hubiese gustado darme el tiempo para hacer un vídeo con todo esto pero no sé qué pasó con mi cámara. Y a los atorrantes que digan que "a quién le importa" pues sólo queda decir que esto me ayudó un montón a poder definir una parte de mí, que yo sí me siento bien con esto y que eso basta. Finalmente espero de todo corazón que esta información pase desapercibida para todo aquel que quiera stalkearme, analizarme y demás cosas que me dan miedo y sé que no pasarán por más perra que sea mi suerte. El amor platónico no es malo, al contrario, hay veces en las que es necesario para poder liberar el alma de las tensiones cotidianas. Es relacionar los sentimientos bonitos fuera de lo sensorial para pasar de lleno a un plano enteramente espiritual. Es peligroso cuando todo lo que hacemos depende de ello, por lo demás es pura admiración. 

4 comentarios:

[Maxwell] dijo...

Amor platónico TONY? jajjaja BAYLY?? jajaj, buen post original!

Erika Zeballos dijo...

PARA QUE VEAS! jajaja

Carlos Velasco dijo...

omfg! bayly ?, aaalaaa, te pasaste eh! xD

Victor Falconí™ dijo...

A laaa!! Todos tenemos amores platónicos... Un par míos pueden ser Kate Beckinsale y Zooey Deschannel <3. Saludos!