martes, 3 de abril de 2012

¿Uñas rojas?

¿Qué de malo tienen las uñas pintadas de rojo? El viernes pasado, como nunca, me alisté sin pedir permiso y tras un "ya vuelvo" me fui a divertir con un par de amigos a una fiesta cachimbo de la cual me arrepiento de haber ido pero esa ya es otra historia. Era muy tarde, habré llegado a casa a las nueve de la noche. Me bañé rapidísimo y me alisté en un dos por tres, lo único que me quitó tiempo fue pintarme las uñas y esperar a que el esmalte secara. Retiré de mi billetera las tarjetas de crédito y muchas cosas que no iba a utilizar -no debía utilizar- dejando sólo lo indispensable: un par de billetes, mi DNI y mi seguro contra accidentes.

Ya saben, con mi suerte, jamás está de más.

Bajé las escaleras de dos en dos y me despedí de mi papi que dormía viendo televisión. "Oye", me dijo sosteniendo mi muñeca. "Estoy atrasada, ¿qué pasó?" "¿A dónde piensas ir con esas uñas?". Miré a mi mamá, mire mis uñas. No tenían nada de malo, es más, me atrevo a decir que se veían demasiado bonitas. "¿por qué? a la fiesta cachimbo, es tarde". Mi papá me miro sentencioso y si quiero exagerar diré que puso una cara terrible, como cuando succionas un limón. Amargo, hecho ácido. Me despedí de mamá, quien a su vez me dijo que no le hiciera caso y me fui.

Ya en el taxi, las miré.

Qué ha pasado con ustedes, por qué si se ven tan bonitas... Siempre renegué de las chicas que se pintaban las uñas de rojo pero ahora que soy partícipe de esa sensación, me di cuenta que no existe razón suficiente para renegar. Al contrario. Se ven bien, se ven antiguas, se ve tradicional. Como las ochenteras que con argollas de tamaños irregulares y polos estampados se pintaban las uñas de rojo y salían con un par de Rayban a caminar comiendo un helado de cono que hiciera juego con todas las pulseras multicolores que se ponían. Así me sentía. Bueno no, no tan colorinche pero sí de esa época. Le alcancé un billete al taxista que me vio las uñas y volteó a verme algo sorprendido.

¿Es algún tipo de código o qué?

Me bajé rápido del taxi y caminé sola hasta el lugar. Me sentí terriblemente mal porque todos caminaban en grupo, acompañados de sus amigos, conversando, riendo, haciéndose compañía y yo no tenía ninguna de esas. No grupo, no amigos, no conversación, no risas, no compañía. Es más, a mi lista de esporádicas desgracias podían sumarse mis uñas, que incomprendidas y observadas tenían algo de malo y yo era incapaz de saberlo, de hecho, lejos de criticarlas, las quería ya. Ya acercándome a la puerta me encontré con un amigo que vio mis uñas y no dijo nada. Pero las vio. Les prestó especial atención, es decir... yo noté que las había visto. Me frustré.

¡Mira mis uñas!

Le dije a Diego minutos después de haberlo saludado. Tal vez guardé la esperanza que me dijera algo. Intento fallido. Sólo se rió y me abrazó. El resto de la noche dejé de pensar en mis uñas, total, nada podía hacer. Anoche investigué en internet y no dice nada al respecto. Nada sobre el significado de las uñas rojas, o bueno, nada malo o de lo que tuviera que preocuparme. Es más, hablaron de brindar seguridad y resaltar no sé qué cosas. Le pregunté a mi papá y no me dijo nada. Recordé al taxista y a mi amigo. No sé nada. ¿Alguien quiere decirme? Que no me quiero quedar con la duda.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Empecemos hablando del color rojo en sí, este siempre se suele utilizar para situaciones paionales, alarmantes, superticiosas o de peligro como por ejemplo,

-El rojo representa un "estado peligroso", la bandera roja indica peligro, el "código rojo" significa emergencia y el "botón rojo" es, culturalmente, una última pero mortal opción.
-La identificación del comunismo con el rojo produjo expresiones durante la Guerra Fría tales como "la amenaza roja", la "China Roja".
-En la Guerra Civil Española el término "rojo" se empleaba para referirse a los militantes leales a la Segunda República.
-En el simbolismo chino, el rojo es el color de la buena suerte y se emplea para decoración.
-El rojo también se emplea para indicar deudas, como en la expresión "números rojos".
-En las bolsas occidentales, el rojo indica una bajada del precio de las acciones.
-El rojo tambien es un color de pasion y seguridad, usar sabanas rojas para una noche de pasion, frutas rojas, tacones rojos... ETC

Ahora volvamos a las uñas.
Las uñas rojas por lo general se ven muy sexys y bonitas, y nunca estan pasadas de modas, pero a veces suelen dar muy mala impresion, sobretodo para las personas mayores o de mente retrograda ya que las pueden relacionar con uñas de "mujeres de la mala vida" sobretodo cuando estas las estan muy largas, que en ese caso llegan a verse demasiado vulgares.

Ahora te voy a dar mi punto de vista.
A mi me encantan el color rojo, tanto para las uñas o el vestuario o el maquillaje, zapatos... Aparte de que soy morena y me queda genial y aunque suene muy raro, me dan una seguridad que no me da otro color y al mismo tiempo hacen que los demas me vean segura, es un color que nunca dejaria de usar, porque pienso que en cualquien mujer es muy favorecedor, femenino y sexy. Pienso que es un color que nunca falla y por lo tato nunca nos deberia faltar.
Mi consejo es que mientras tu estes comoda contigo, olvida lo que piensen o digan los demas :D

Un beso guapa, espero que te sirva mi respuesta aunque llegue algo tarde!

erika zeballos dijo...

Mil gracias! Fue un comentario muy útil! Saludos.

Miriam C.C dijo...

Justo termino de pintar mis uñas de rojo y me encuentro este post jejejeje. Se ven antiguas, se ven bonitas, se en vintage!!!

Erika dijo...

ESA ES LA PALABRA! VINTAGE! qué deliciosas y combinables ¿no? Gracias por comentar! un abrazo!

elizabeth dijo...

se dice que las personas que usan colores fuertes (rojo, negro, amarillo, azul ) son personas seguras que no les importa lo que diga la sociedad

por eso a algunas personas les molesta la seguridad de otras o se incomodan.